No. 470, Adiós a Fernando de Szyszlo

¡100.000 lectores semanales!


FUNDADORES: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio. DIRECTORA: Amparo Osorio. COMITÉ EDITORIAL: Iván Beltrán Castillo, Fabio Jurado Valencia, Carlos Fajardo. CONFABULADORES: Fernando Maldonado, Gabriel Arturo Castro, Guillermo Bustamante Zamudio, Fabio Martínez,  Javier Osuna, Sergio Gama, Mauricio Díaz. EN EL EXTERIOR: Alfredo Fressia (Brasil); Armando Rodríguez Ballesteros, Osvaldo Sauma (Costa Rica). Antonio Correa, Iván Oñate (Ecuador); Rodolfo Häsler (España); Luis Rafael Gálvez, Martha Cecilia Rivera (Estados Unidos); Jorge Torres, Jorge Nájar, Efer Arocha (Francia); Marta L. Canfield, Gabriel Impaglione (Italia); Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva (México); Renato Sandoval (Perú); Luis Bravo (Uruguay); Luis Alejandro Contreras, Benito Mieses, Adalber Salas (Venezuela);
Si desea cancelar esta suscripción gratuita por favor responda este mensaje a Con–Fabulación
con el asunto “Retiro”


EL HOMICIDIO DE UN SUEÑO (FRAGMENTO)

Por: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio

Acaba de llegarnos la noticia del sensible fallecimiento de Fernando de Szyszlo, uno de los más importantes pintores contemporáneos de Latinoamérica.
Al volver a leer la entrevista que junto con Gonzalo Márquez Cristo realizáramos para el No. 16 de nuestra revista Común Presencia, (Oct. 2004),  no deja de sorprendernos ese extraño Déjà vu que al azar nos procura la vida y cuyos orígenes siguen siendo materia de investigación por parte de los neurólogos y psicólogos, por cuanto nuestra primera visión del artista peruano fue precisamente  mientras rodaba por una escalera en la Galería Sextante de Bogotá, donde se le rendía un homenaje.
Su fallecimiento, junto con su esposa Lila Yábar, ocurrió en Lima el 9 de julio pasado a causa de un accidente doméstico, cuando la pareja rodó por las escaleras de su residencia en el exclusivo sector de San Isidro en su ciudad natal.


Fernando de Szyszlo: Entrevista

Nacido en Lima, en 1925, de padre polaco y madre peruana, este prestigioso artista, de paso por Bogotá habló de sus orígenes, de su mítica vivencia en el París de los surrealistas, de sus búsquedas estéticas y de su compromiso humano.
Szyszlo, con una vasta trayectoria artística, ha expuesto en numerosos escenarios entre los que resaltamos: Museo de Arte Moderna, Sao Paulo (1957); Museo de Arte Moderno, Bogotá (1964 y 1972); Museo de Bellas Artes, Caracas (1964); Casa de Las Américas, La Habana (1968); Center for Inter-American Relations, Nueva York (1972); Museo de Arte Moderno, México DF (1973); Museo de Arte Contemporáneo, Montevideo (1984), y Museo de Arte Contemporáneo de América Latina, Washington (1985). Participó en las bienales de Venecia (1958) y Sao Paulo (1957, 1959), siendo reconocido en estas últimas con Menciones de Honor.
El hombre rodó por las escaleras dejando caer las copas rebosantes de vino tinto. Ante el estrépito de la cristalería y los gritos de los asistentes que saltaban para ponerse a salvo del diluvio rojo, Szyszlo mantuvo absoluta serenidad y al observar el vestido manchado de la actriz Vicky Góngora que lo acompañaba comentó:
FdS: Comprendo lo que acaba de ocurrir, pues esta galería es una instalación; todos los escalones tienen diferente altura... Los anfitriones han llevado el arte a regiones inusitadas… Ahora tenemos una pelirroja al vino, y yo me quedaré sin saber cuál fue el terrible desenlace de Leonel Góngora.
Mientras la sobrina de nuestro controvertido pintor corría a lavar su ropa, le contamos a Szyszlo detalles de la muerte de Leonel ocurrida en 1999 en Estados Unidos, donde vivía desde hacía dos décadas.
FdS: Espero que su espíritu no tenga la costumbre de manifestarse en el vino como le ocurre a tanto artista –exclamó–. ¿Y cómo terminó Góngora allá? ¿Por qué nuestros creadores todavía se empeñan en exilarse…? Cuando yo salí por primera vez de mi país viajé a Francia. Era muy inocente y pretendía encontrar en Europa lo que sin saber tenía en mi interior. Conocí escritores muy importantes, aprendí demasiadas cosas, pero ninguna tan esencial como el hecho de reconocer que era latinoamericano.
Szyszlo había nacido en Lima en 1925, hijo de un científico polaco y de una peruana del litoral. Estudió en la Escuela de Artes de la Universidad Católica. En 1947 viajó a París donde trabó inmediata amistad con Octavio Paz, su generoso lazarillo cultural, quien le presentó a varios integrantes del grupo Surrealista, y a otros creadores que serían fundamentales en el encuentro de sus ojos.
Era difícil conversar esa noche entre tantas personas que codiciaban su compañía. Con celeridad acordamos la cita para el día siguiente y lo dejamos a merced de sus admiradores. Pronto lo interrogaron sobre política y lo escuchamos responder categóricamente: Colombia y Perú han perdido su esperanza histórica, y tienen una gran vocación para el suicidio político. A nuestros gobernantes siempre los elegimos con rigor: o son ignorantes o bandidos…
La mañana prometida subimos las escaleras de la galería Sextante con excesiva precaución, guiados por su director: Luis Ángel Parra. Cerramos la puerta del salón dispuesto para nuestro diálogo y Szyszlo, ubicando su silla de una forma casi escenográfica, buscó un fuerte contraluz y afirmó mientras preparábamos la cámara:
FdS: Si me hacen una fotografía en este lugar parecerá tomada por Rembrandt.
Escuchándolo recordamos que en sus inicios él se había obsesionado por el chiaroscuro y que la contrastada técnica de Tiziano y Tintoretto fue parte fundamental de su aprendizaje, aplicada muchas veces en la iluminación de sus pinturas abstractas.

HOMENAJE A LA POESÍA COLOMBIANA




El escritor huilense y docente del programa de Comunicación Social de la Universidad de Cartagena, Winston Morales Chavarro, recibirá un homenaje por parte de los organizadores de la Feria Internacional del libro de Lawrence, Massachusetts, que se llevará a cabo del 20 al 22 de octubre próximo y que este año, en su 12ª versión, rendirá un homenaje a Colombia.
El Comité, precedido por el reverendo Padre Joel Almonó, decidió dedicarle la Feria del 2017 a nuestro país, al narrador y poeta Winston Morales Chavarro y a su trabajo literario, y, como homenaje póstumo se brindará una exaltación a la memoria del escritor colombiano Jorge Isaac. 
Esta Feria Internacional del Libro en Lawrence es un evento anual que se reconoce como único en la región del Merrimack Valley de Massachusetts, pues trasciende barreras de idioma y culturas en busca de un intercambio entre hispanos/latinos y anglosajones y ha contado en sus anteriores versiones con la participación grandes escritores, poetas, artistas y visitantes de diferentes países, incluyendo República Dominicana, Puerto Rico, Francia, Israel, Guatemala, México, y algunos estados de la nación norte-americana.
Además de Morales Chavarro, asistirán los escritores colombianos Carlos Aguasaco, Profesor de Estudios Culturales Latinoamericanos y Español en el Departamento de Estudios Interdisciplinarios de la Universidad de New York; Pilar Quintana, novelista, Jorge Aristizábal, escritor, periodista, guionista y docente en las áreas de la comunicación, la lingüística y la literatura;  Diego Alejandro Jaramillo, doctor en Arte Latinoamericano de la Universidad de Harvard Cambridge, doctor en Literatura Latinoamericana de la Universidad de Massachussets y decano de la Universidad de los Hemisferios, y Sonia Quintero, fotógrafa, escritora y artista-terapeuta. Por República Dominicana asistirá el escritor Jorge Piña, por Guatemala las escritoras Carolina Sarti y Jessica Massay, y por los Estados Unidos el profesor Gene- Bill Villada, entre muchos otros poetas y narradores.
También están invitadas las artistas/pintoras colombianas Luz Piedad Curran-Gartner, Angela M. Santacruz Ordoñez, Beatriz Correa López y, localmente, el pintor colombiano Javier Osorio.


Lecturas en las Universidades de Harvard, Salem y Merrimack College.

Una vez terminada la Feria, el docente colombiano Winston Morales Chavarro participará en una lectura denominada Voces Literarias de Colombia que tendrá lugar en el Instituto Cervantes de la Universidad de Harvard el lunes 23 de octubre de 5:30 a 7: 00 de la noche, lectura y conversatorio organizados por el Consulado de Colombia en Boston, el Instituto Cervantes y la Universidad de Harvard, ubicada esta última en Cambridge, Massachusetts. Allí leerá junto a los escritores colombianos Carlos Aguasaco, Jorge Aristizábal y Diego Alejandro Jaramillo.
Posteriormente Morales Chavarro leerá y conversará el 24 de octubre con estudiantes de la Universidad Estatal de Salem, en Massachusetts, y el 25 y 26 de octubre con estudiantes y docentes del Merrimack College, universidad privada, católica, ubicada en North Andover, Massachusetts, Estados Unidos.

POEMAS DE YIRAMA CASTAÑO GÜIZA*



PARQUE NEVADO

Comienzo con la paciencia
que me concede el corazón de un pájaro

Desde ayer late en mí un escudo para el tiempo

Entonces,
la muerte es nuestro gran espejo

Acerca su manto a contraluz
y cuando llega la videncia
nos quedamos dentro

Damos pasos largos
entre cintura y espasmo

En el deslizar de la cascada
el agua corre por las venas

Abrazo de las piedras
donde no hay espacio para las fisuras del invento

El bosque es el único encanto:
sigilo y guardián de los silencios

Recogimos el temblor en nuestros cuerpos

Como talismán
tomé el cristal de las batallas
RUMOR DEL VALLE

Cuando comencé a viajar,
no pude resistir la tentación de parar
en la estación equivocada.
Pequeño pueblo de bombilla en la escalera,
habitar cualquiera de tus casas era bailar
en una ronda eterna de gaitas y tambores.
No importaba la lengua arenosa,
ni el calor colándose en la pared de la cocina.
Bastaban eso sí los olores de la tierra,
la lentitud descalza en el centro de la plaza.
Nadie tenía nombre
y sin embargo todos se llamaban.
Las mujeres pintaban sus labios
en punto de las seis
y los hombres aplastaban fichas
en medio de los gritos y la fiesta.
Pero un día llegaron los falsos monjes
a pintar con aerosoles
agujeros negros en tu cielo.
Pequeño pueblo,
ahora que vuelvo con el camino despejado,
ahora que la brújula señala el norte sin equívoco
hay algo que no entiendo,
todos callan
y una fila de cantadoras
con velas en las manos
alumbran la marcha
que aleja a los niños
de la prometida tierra.


MALABAR EN EL ABISMO


Di mi nombre una vez
llévame, breve,
entre la seda
o la espiral hirviente.

Recorre conmigo el laberinto
para no llegar
o para fugarnos en la ceguera.

Aunque el año que nos sigue
esté tan lejos.

Deja resbalar la tristeza
mientras duermo
            dócil.
Despojo anciano,
sepulcro de la culpa.

Deslízate en la cavidad de los lamentos.

Allí me encuentro.
Detenida. Pálida.
En invierno.

Toma el corcel
y busca mi disfraz.

Es preciso que te espere.
Suave, en harapos.
Al margen del poniente.

Agrega un redoble a esta noche:

La cumbre de mi sueño está nevada.
Ligera, feliz.

ANDANZAS


Ya no sobre esa mano
Ya no sobre la mano que era mía
         y abandonó de pronto el universo

Amor,
el océano está aquí
al otro lado de la habitación
en la pared que se nos viene encima
en el sudor que nos separa

Un sueño aleja por momentos
la nave que se mueve.

Oprimidos contra el miedo
                   emergentes
                                        náufragos



LA SILLA DEL PARQUE

Ocupas este espacio,
que descansa tu espalda.
Antes de ti, otros vinieron
y aunque no lo creas,
tengo memoria.
Cuando te vayas
habré guardado de ti,
la pequeña historia que relató el instante.
Sé que no te llevas nada de mí
y yo,
afortunada,
he contenido la esencia de tu espíritu.
Este parque es mío,
como yo le pertenezco,
y el tornillo que cayó
no me ha quitado la fuerza.
Tengo la suerte de habitar los cuerpos,
más no la virtud del movimiento.
Pero mi vejez es de roble
y, al final,
puedo encender la hoguera.


Balada de una noche
            que se acerca al día

He de morir de pie

            junto a mi tumba.
Con la mirada hacia la tierra
            y el largo pelo
jalando hacia arriba.
He de morir por ataque a mis extremos.
De muerte pronta,
            pero con tiempo suficiente
para repasar el tono de mis días.
He de morir alcanzada por la noche,
 susurrada apenas,
abierta al bosque,
y con esa única palabra
      pendiente
          entre los labios.

*Yirama Castaño Güiza. Nació en Socorro, Santander. Periodista y editora. Participó en la creación de la Revista y de la Fundación Común Presencia. Hace parte del Comité Asesor del Encuentro Internacional de Mujeres Poetas de Cereté, Córdoba. Sus poemas han sido traducidos y publicados en medios de Colombia y el exterior. Ha participado en los más importantes Festivales de Poesía en Colombia y  en Encuentros de escritores a nivel internacional. Libros de poesía publicados: Naufragio de luna, 1990. -Jardín de sombras, 1994. -El sueño de la  otra, 1997. -Memoria de aprendiz, 2011. -Malabar en el Abismo, Antología, 2012. -Poemas de Amor (Yirama Castaño, Josefa Parra), 2016. -Corps avant l´ oubli, Cuerpos Antes del Olvido (Yirama Castaño, Stéphane Chaumet y Aleyda Quevedo), 2016, - Antología Poética Ventre de Lumiére, Vientres de Luz, 2017

LA POESÍA COMO CONOCIMIENTO

CARLOS FAJARDO FAJARDO*

Todo pensamiento empieza con un poema”.
Alain

El poeta como un arqueólogo escarba y excava en la superficie y la profundidad de su existencia y del mundo social; un hermeneuta que hace que las cosas hablen, se vuelvan misterio, fascinación, milagro. “Todo habla” decía Novalis; todo lleva el acontecimiento poético en tanto que el poeta lo vuelve ánima, develamiento de un enigma. Como un minero, el poeta extrae de la prosa del mundo un mineral resplandeciente; de lo banal y común, de lo supuestamente insignificante, de lo más conocido y de la mudez de las cosas, extrae su maravilla o su terror, en fin, las hace presencia, temporalidad y permanencia, palabra viva. Viaja a las profundas superficies, instaurando un pathos, un ethos y un logos como unidad esencial poética.

Dicho encuentro con lo conocido y lo desconocido ubica a la poesía en la condición mítica y mágica de las múltiples realidades. Entonces, poiesis  y hermeneusis, como un corpus lingüístico creador, entran al reino del conocimiento, donde el lenguaje y las metáforas dan qué pensar, desde dónde pensar, cómo pensar. De allí la frase de Alain: “todo pensamiento empieza en un poema”; o bien, es “el lenguaje reflexionándose” de Mallarmé. Eso es. La poesía asume la palabra como galaxia fundante de una pregunta, de una interrogación, es decir, como inicio de un problema, de una creación. El poeta, entonces, se vuelve el custodio del lenguaje, sobre todo cuando el lenguaje ha entrado, en estos tiempos tecno-culturales y del mercado, a una “jerga minimalista” (George Steiner). “El aparente triunfo del liberalismo empresarial, la identificación del progreso y la excelencia humana con la acumulación material, la virtual omnipotencia de los medios de comunicación de masas, trajeron consigo una vulgarización, una mendacidad en palabras y sintaxis, un ‘influjo estadunidense’ en el discurso…”, comenta Steiner.

El impacto es soberano, sus repercusiones inmensas. Sin embargo, la poesía asume el reto del caballo de Troya y desde el fondo y adentro del monstruo aprende, estudia, deconstruye, desmonta, reinventa los actuales lenguajes, propone, crea otras presencias, asimilando los tecno-registros comunicativos globales. Sin olvidarse de ser palabra en el tiempo y del tiempo, la poesía como pensamiento y el pensamiento como poesía, es la salvaguarda de la palabra como logos y no de la mera  charlatanería. La condición del poeta consiste en sacar a la luz lo que aún no se ha manifestado, lo que por lo común no se ve ni se escucha, lo todavía no dicho. La poesía aspira e invita a mirar de nuevo, a mirar de veras, mirar y escuchar el mundo una y otra vez en su contradictoria y efímera trágica confusión.
“El verdadero poeta, nos dice T.S. Eliot, es el que hace de su lengua una gran lengua”. Se alimenta de su tradición, pero a la vez, la supera enriqueciéndose en  otras fuentes diferentes a su raíz; se renueva en profundidad constante. Poesía para alterar la vida, las palabras; poesía para sabotear las rutinarias frases de su tiempo, para ser críticos en aquellos períodos donde la pobreza imaginativa y existencial nos consume. Poesía para mantenernos creativos, atentos y vigilantes. A contracorriente, desviándose de la estéril costumbre, el poeta invita a ser otro, integrado a la aventura y subvirtiendo las normas de la lengua, poniendo en crisis la homogenización canónica del arte, la estandarización de los gustos. Destrucción-creación, tal es el sentido de esta pluralidad pulsional. En la poesía, “las palabras ya no son concebidas ilusoriamente como simples instrumentos, sino lanzadas como proyecciones, explosiones, vibraciones, maquinarias, sabores; la escritura convierte al saber en una fiesta”(Roland Barthes). En una  fiesta del acto renovador, donde resistencia y re-existencia se unen para instaurar otras formas de desear, otros lenguajes del deseo. 
“La poesía es conocimiento, escribió Octavio Paz (…), operación capaz de cambiar el mundo; la actividad poética es revolucionaria por naturaleza (…). La poesía revela este mundo, crea otro (…). El poema es el lugar del encuentro entre la poesía y el hombre. Poema es un organismo verbal que contiene, suscita o emite poesía”. 
Esta unidad entre poema y poesía es la que resalta al pensamiento como facultad reflexiva y creadora a través del sonido, el ritmo y el sentido. Allí establece su reino tutelar. Sonido y sentido, música que gravita el mundo inventando, pensando, invitando a ingresar a otro reino, a traspasar puertas a través de la palabra para llegar a esas “otras cosas”, a ese otro de allá que se encuentra en un acá enriquecido, ampliado en su horizonte. Esta inmersión en la esencia vital de las realidades es la gracia suprema de lo poético, su mayor propósito y conquista.
Esa es quizás su máxima experiencia: habitar lo otro que es también un Yo mismo. Habitarlo es fundarlo, levantarlo como presencia gracias a mi capacidad de asombro y extrañeza, que lo ha observado como por primera vez, y de la misma manera lo ha instaurado para los otros, como una experiencia de descubrimiento esencial de lo fascinante y sorprendente que habita en lo múltiple. Internarse en ese otro es conocimiento de sí y de las plurales caras de lo real; una aventura hacia el abismo y la cima; el despertar las cosas y escuchar su ritmo, su hermoso o terrorífico canto; es el nacimiento o aparición de una epifanía, de un misterio dentro de las cosas y dentro de mí, dando a luz a un mundo a través de la palabra, y eso es lo que se llama experiencia y revelación poética, poema y poesía en unidad creciente. Acceder a esa experiencia es morar en la imaginación como facultad de edificar la pluralidad del mundo, sus llenuras y vacíos, las fusiones y desgarramientos, muertes y floraciones; facultad de hacernos en lo otro, descubriéndonos en el “revés”, observando tras el espejo otras dimensiones que no habíamos previsto. El poeta escarba y extrae los minerales interiores, dando voz a lo indecible, donde poesía y pensamiento forman un solo tejido, palabra tras palabra hilada en la rueca del tiempo, fuego tras fuego, ceniza tras ceniza.

* Poeta y escritor colombiano.

DOBLE TRAVESÍA
DOBLE TRAVESÍA

En la sala Oriol Rangel del Planetario Distrial, el próximo 19 de octubre a las 4:00 p.m, será la presentación de este nuevo libro de la autora Lilia Gutiérrez Riveros




METAPHYSICA


Nacer en la extrañeza
de tocar una puerta.


Alfredo Silva Estrada

***
CARTAS DE LOS LECTORES

QUERIDOS CONFABULADOS: Gracias por registrar la exposición de Fernando Maldonado, que me encantó por sus objetos lúdicos. David Arango Macías
***


AMIGOS CONFABULADOS: La crónica de José Luis Díaz Granados hubiera resultado más interesante si el escritor hubiera hecho un viaje más real a la China precaria que muy pocos turistas conocen. Lástima que el bosquejo no fue más completo. Olga Lucía Meneses

***

AMIGOS DE CONFABULACIÓN: Buen análisis hace Omar Ardila a la película Héroe, de ese magnífico director del cine chino Zhang Yimou, que se mueve entre las historias épicas y las historias cotidianas de la gente humilde de este país, su estilo caracterizado por una gran belleza y unos desenlaces casi siempre tristes y con largas resonancias espirituales. Gracias por el cine. Nana Rodríguez

***




No. 469. El conocimiento silencioso

¡100.000 lectores semanales!

Descripción: ConfabulaCabezoteActual

FUNDADORES: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio. DIRECTORA: Amparo Osorio. COMITÉ EDITORIAL: Iván Beltrán Castillo, Fabio Jurado Valencia, Carlos Fajardo. CONFABULADORES: Fernando Maldonado, Gabriel Arturo Castro, Guillermo Bustamante Zamudio, Fabio Martínez,  Javier Osuna, Sergio Gama, Mauricio Díaz. EN EL EXTERIOR: Alfredo Fressia (Brasil); Armando Rodríguez Ballesteros, Osvaldo Sauma (Costa Rica). Antonio Correa, Iván Oñate (Ecuador); Rodolfo Häsler (España); Luis Rafael Gálvez, Martha Cecilia Rivera (Estados Unidos); Jorge Torres, Jorge Nájar, Efer Arocha (Francia); Marta L. Canfield, Gabriel Impaglione (Italia); Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva (México); Renato Sandoval (Perú); Luis Bravo (Uruguay); Luis Alejandro Contreras, Benito Mieses, Adalber Salas (Venezuela);
Si desea cancelar esta suscripción gratuita por favor responda este mensaje a Con–Fabulación
con el asunto “Retiro”


EL CONOCIMIENTO SILENCIOSO. JUGUETES-TÓTEM

Descripción: Maldonado,el conocimieno

Estas esculturas  corresponden a una acción libre porque  la forma  surge  sobre la marcha y  toma elementos  materiales y conceptuales de la realidad. Corresponden a un torrente interior sin mediación del lenguaje escrito o hablado.  Son equiparables a  los tótems que regían la vida  de muchas culturas antiguas o de los artefactos  que  rozan el ámbito de la artesanía; por lo tanto  son un acercamiento a esos mundos perdidos y están en deuda con ellos.  Las  características materiales que poseen, evocan hallazgos arqueológicos con rasgos de manufactura y pátinas parciales que desnudan sus etapas de  ensamblado  y estructura. Hay un atisbo  a la talla tradicional de santos y efigies  porque algunos de estos  procesos se  utilizaron en su ejecución. Una parte de  los materiales es  producto del reciclaje  de trozos de madera, envases y diversos empaques.  Se convierten en un ejemplo directo de la transformación de  artefactos industriales  anodinos   que la sociedad desecha, en objetos artísticos. Pero esta reutilización de la materia prima  no es sólo un problema formal; las  piezas resultantes están  trabajadas con minuciosidad y  se oponen  al gastado abuso que el arte  occidental hizo del ready made. Hace cien años fue una estrategia comprensible  optar por borrar la acción de las manos del artista de su obra.  Hoy, el agotamiento de este recurso pide un enfoque distinto más cercano al origen. La idea o concepto no tiene porqué  abominar de  la forma manufacturada.  Estos tótems, juguetes o esculturas, todavía tocan hilos que  habitan  en alguna partícula extraviada del ser.

FERNANDO MALDONADO

EL IDEAL DEL GUERRERO ES DEPONER LA ESPADA


Descripción: omar ardila
Omar Ardila

Uno de los directores chinos que más ha logrado conquistar las pantallas occidentales es Zhang Yimou (1951); de él recuerdo su filme Héroe (2002) como uno de los más virtuosos de su filmografía, por su propuesta plástica y por acercarnos a las novelas del popular género literario Wu Xia, que relata las aventuras de místicos e invencibles guerreros durante la época imperial china, quienes luchaban por el honor y contra las fuerzas del mal.
En una época remota, siete reinos luchan por la hegemonía del territorio chino. El Reino de Quin, está a punto de sucumbir ante la sagaz acción de unos guerreros provenientes del Reino de Zhao. Sin NombreCieloNube Voladora y Espada Rota se han confabulado para asesinar al mandatario de Quin. Sin Nombre, quien ha dejado en el camino a sus tres compañeros, ahora se encuentra a 10 pasos del Rey de Quin (su gran objetivo); lleva 10 años preparando la técnica para que su espada no falle al enviarla sobre un oponente que se encuentre a dicha distancia, pero antes de cumplir su mandato, entabla conversación con el Soberano para presentar una versión sobre la muerte de sus tres aliados. El Rey tiene su propia versión y la confronta con la de Sin Nombre, sin embargo, desconoce los motivos reales que hicieron cambiar a Espada Rotaen su propósito de asesinarlo. Sin Nombre será el emisario de la voluntad de Espada Rota y actuará conforme a sus palabras: “Nuestra tierra... ¡Que toda la lucha sea por mantener nuestro territorio!”
Como un canto épico a la unidad territorial y étnica podríamos denominar el interés conceptual que desarrolla esta película, la que además cuenta con una magnífica producción reflejada en todos sus elementos cinematográficos.
A nivel narrativo hay, en principio, una ubicación histórica de la lucha entre los reinos. Luego, el guerrero Sin Nombre, quien ha llegado como el héroe vencedor de los tres  enemigos más temibles de Zhao, recibe las recompensas por el importante logro: primero, se le permite ubicarse a 100 pasos del Rey, luego a 20 y, finalmente, a 10 pasos. Mientras va acercándose, realiza varios relatos acerca de cómo venció a sus oponentes; varios flash back nos llevan a conocer dichos sucesos precedentes según las diferentes visiones. Es oportuno anotar, la importancia simbólica del color en cada mirada hacia atrás, pues cada versión viene acompañada de una diversa tonalidad (rojo, azul, verde y blanco). Al final, la historia se sitúa en el tiempo presente y nos deja ver el desenlace, tras la inesperada acción de Sin Nombre, luego de estar a la distancia presupuestada para alcanzar su objetivo. Como colofón, se nos recuerda la intención inicial ahora consumada: el triunfo del pueblo chino sobre su propio deseo de confrontación entre hermanos raciales.
En cuanto al manejo de la imagen, se alcanza un punto muy alto de virtuosidad plástica. Cada plano tiene una cuidadosa construcción y versatilidad en las angulaciones, tonalidades y manejos de la luz. Los efectos especiales que nos permiten ver seres volando en los combates o desafiando la tensión superficial al caminar sobre las aguas, son de una exquisita factura como resultado del trabajo cuidadoso del fotógrafo Christopher Doyle, quien utiliza el elemento digital para exagerar el juego cromático y así encajar perfectamente con la temática fantástica del filme. No hay pretensiones conceptuales sino apropiación de la fuerza del color. Además, nos sorprenden unas panorámicas con numerosos ejércitos avanzando, formándose, preparando los ataques y ejecutándolos (multitud de extras y magníficos efectos que los integran).
Junto a la exitosa imagen, aparece un montaje elocuente, preciso, estructurado; con una fineza sensitiva que fortalece la intención narrativa. Hay momentos veloces, otros lentos, otros como salidos del tiempo que invitan a la meditación, y otros alineados con el color para un mayor deleite visual. Puedo mencionar una secuencia como ejemplo: dos mujeres se enfrentan en un combate a muerte; ambas tienen vestidos rojos. El escenario es un bosque de árboles amarillos. La estación que las enmarca es el otoño y la fuerza del movimiento de las hojas envuelve a cada contrincante (una danza entre el amarillo y el rojo). Al final, cuando una de las dos vence, tras brotar la primera gota de sangre, todo el escenario se tiñe de rojo (¡Venció la lluvia roja al otoño amarillo!). No resulta necesario recurrir a imágenes desgarradas de mutilaciones o de ríos de sangre para evidenciar la muerte.
Tal como lo dice el filme, entre las artes marciales y la música hay una extraña relación por la profundidad que buscan y expresan, por el cuidado en su ejecución, por la disciplina que conllevan y por la apertura que brindan a la mente. Por este motivo, la música está presente en momentos cruciales; es expresiva, brillante, nostálgica. En cierto momento, para el suceso de un combate mental, es preciso que un anciano interprete su extraño instrumento como ambientación idónea para que se concentre la atención en el desarrollo de la lucha. Cada nota vibra y tiene la trascendencia de un golpe; la melodía completa equivale a un combate.
Aunque para algunos críticos, la película tiene un marcado interés comercial, lo cual es cierto, si pensamos en la alta suma que costó su realización y en el manejo promocional que se le dio, también es cierto que a nivel temático, exalta valores importantes del mundo espiritual de las artes marciales y nos lleva a entender que dichas prácticas van mucho más allá de la espectacularidad de sus movimientos físicos, pues ante todo, reflejan un gran dominio de la mente. Además, nos recuerda situaciones propias de la guerra, y termina proponiendo el triunfo de los ideales no violentos.
A lo largo del filme hay varias frases memorables desde la óptica de la cultura china que, sin duda, invitan a la reflexión: “la gente da la vida por muchas razones, y por esas mismas razones mata”; “las flechas no borrarán la palabra escrita”; “la caligrafía y la espada buscan volver a la simpleza”; “desistir, siempre que una preparación para el ataque se haya basado en el odio”. Y como magnífico complemento se nos hace el recuento de las tres etapas que se dan en la relación del guerrero con la espada: en la primera etapa, la espada se relaciona y representa todo el cuerpo. En la segunda, la espada involucra la fuerza y el poderío del corazón. Y en la tercera, se da la separación entre el guerrero y la espada: ¡El ideal del guerrero es deponer la espada!

MOON ASH – POEMAS DEL LIBRO CENIZA DE LUNA

Descripción: enrique

La palabra
La realidad es simultánea
el lenguaje es sucesivo,
decía Borges.
Solo en el asilo
el orden cambia:
el lenguaje es simultáneo,
la realidad sucede.

The Word

Reality is simultaneous
Language is succeeding
- Borges said.
Only in asylum
The order changes
Language is simultaneous
Reality is succeeding.

 Amantes

para Laura Alejandra B.

 

El amante regresa,

una mujer le espera;

cierra la puerta,

sus ojos

y sus brazos.

Sin embargo,

su corazón confundido

no puede olvidar
una niña
que vende flores en el cementerio.

Lovers

para Laura Alejandra B.

The lover comes back
A woman waits for him
Shuts the door,
His eyes
And his arms.
However,
His confused heart
Cannot forget
A girl
Selling flowers in the cemetery.
Instante

 

Dos cuerpos

aran la noche;

una llama

calla el incendio.

Instant

Two bodies
Plough the night
A flame
Hushes the fire.

*Poeta y académico colombiano
REUNIÓN EN PEKÍN

Descripción: josel
Por JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS *
He retomado el nombre de un libro de Jorge Zalamea para titular este artículo, en el cual cuento de manera sintética mi visión, a vuelo de pájaro, fragmentaria, y desde luego incompleta, de la República Popular China, durante una apretada semana que estuve en Pekín.
Mi tarea era muy concreta. Invitado por la Beijing Language and Culture University, debía participar en la Cumbre “Una Franja, un Camino”, con una ponencia sobre el conocimiento de la literatura china en América Latina, desde Confucio y Li Bai hasta los escritores más representativos de la actualidad como el Premio Nobel Mo Yan, pasando por los poetas y narradores emblemáticos del siglo XX como Lu Xun, Mao Dun, Ai Qin y el propio presidente Mao Zedong, quien se destacó de manera brillante en el campo de la poesía.
A pesar de la rigidez del programa (debíamos salir a las siete de la mañana del hotel y regresábamos a altas horas de la noche durante los días del evento, con ópera china incluida), tuvimos tiempo de conocer muchas caras de Pekín, de conversar con profesores, alumnos, guías y personas del común, y de apreciar el progreso gigantesco de la que será, sin ninguna duda, la próxima potencia económica del mundo.
La actriz y directora de cine peruana Alicia Morales, el director de cine y novelista chileno Jorge López Sotomayor y quien escribe estas líneas, éramos los únicos participantes de habla hispana. Acompañados de jóvenes y amables traductoras, visitamos la legendaria Plaza de Tian Anmen, primero en la noche y luego, a la mañana siguiente, durante un luminoso día de cielo azulado en el que no había la más mínima muestra de contaminación, pues según me explicó el chofer que nos conducía, había llovido dos días atrás.  Recorrimos las avenidas anchas y perfectas, bordeadas por millares de edificios monumentales, casi todos defendidos por millones (no exagero) de árboles con “verdes de todos los colores”, altos y encumbrados hasta el infinito.
Antes del mediodía, hicimos la cola durante una hora exacta, ordenada y circulante, para visitar el Mausoleo de Mao Zedong. Calculamos con la vista unas trescientas mil personas, chinas en su inmensa mayoría. Durante el recorrido, en medio de interminables vallas de contención, unos policías nos indicaban el camino a seguir, con paradas para requisas sin sacos, prendas, cinturones, gorras y celulares, similares a las de los aeropuertos.
De la última revisión salimos a un patio amplio con jardín donde se venden por tres yuanes unas flores amarillas de tallo alargado, que los millares de turistas, especialmente los chinos, compran para depositarlas frente a la gigantesca estatua de Mao que hay a la entrada del mausoleo. Enseguida ingresamos a una enorme edificación moderna con leves atisbos de la arquitectura clásica china, rectangular, austera, con diez columnas que circundan la entrada.
Luego de pasar frente a la estatua del Gran Timonel, ante la cual muchísimos chinos mayores en edad, se inclinan respetuosamente, penetramos en una inmensa habitación con paredes de cristal, en donde se vislumbra la venerada urna en cuyo frontis de destaca una inscripción dorada del martillo y la hoz. Está allí el cuerpo de Mao Zedong. Su rostro carismático resplandece en medio de las lucecillas sombrías que lo rodean, en tanto que el resto del cuerpo está cubierto por la bandera roja del Partido Comunista de China. El recorrido es rápido, tanto del lado izquierdo como del derecho. Imposible dejar de recordar la visita al Mausoleo de Lenin en Moscú, en el verano de 1985.
Caminamos por la Ciudad Prohibida y el Palacio de Verano. Admiramos la pureza de sus ríos y lagos; la exuberancia de sus calles, almacenes, bancos, centros comerciales, escuelas y universidades. La grande, perfecta y bien custodiada ciudadela para las embajadas, en fin, la disciplina con que los 20 millones de pequineses cumplen con sus cotidianas tareas.
En la vida diaria, los desayunos, almuerzos y cenas están llenos de alimentos exquisitos, en su mayoría desconocidos para los latinoamericanos. Tuvimos la fortuna de paladear en tres oportunidades el plato supremo de la China: el pato laqueado. Bebimos Mao Dai, el aguardiente nacional y saboreamos sus más ricos pescados, carnes, verduras y frutas.
En cuanto al controvertido timonazo económico y político que dio en los años 80 el dirigente Deng Xiaoping luego de la muerte de Mao, aún es motivo de frecuentes interrogantes, dudas y contradicciones. A finales de esa década, el entonces primer ministro Zhao Ziyang declaró que China estaba en “una primera etapa del socialismo que podía durar cien años, en la cual el país necesitaba experimentar con diversos sistemas económicos para estimular la producción”.
Un profesor de historia me explicó que ya se ha comprobado de manera elocuente que el camino del socialismo con peculiaridades chinas ---es decir, según las condiciones materiales, históricas, culturales y hasta demográficas de ese país---, “es un camino viable, un camino correcto y un camino bueno”.
Recordó que hace unos meses, el presidente chino Xi Jinping exhortó a los 88 millones de miembros de la Liga de la Juventud Comunista, a estudiar con profundidad las obras fundamentales del marxismo-leninismo.
Partiendo de esa convicción socialista (marxista, leninista y el pensamiento de Mao Zedong) y dentro de los principios básicos de la actual orientación política,  los chinos están convencidos de que van a llevar a cabo gradualmente el progreso económico del país y la prosperidad común de todo el pueblo al construir “un país socialista moderno, próspero, democrático, civilizado y armonioso”.

*JOSÉ LUIS DÍAZ-GRANADOS. Santa Marta, Colombia, 1946. Poeta, novelista, periodista y profesor universitario. Comentarista bibliográfico de Lecturas Dominicales de El Tiempo (1979-2000). 
Ha publicado en poesía: El laberinto (1968-1984), La fiesta perpetua. Obra poética, 1962-2002 (2003) Poesía completa (3 tomos, 2015). Su obra narrativa está reunida en los volúmenes: Los papeles de Dionisio. Cuentos, 1968-2012 y Las puertas del infierno y otras novelas (2015). Otros libros: La muñeca nocturna (obra teatral, 1996), El otro Pablo Neruda (2003), Gabo en mi memoria (2013) y El escritor y sus demonios (2015), así como de varios libros para niños y jóvenes, reunidos en un volumen titulado Juvenilia),  entre los cuales sobresalen: Cuentos y leyendas de Colombia, El diluvio inolvidable y El zoológico insólito.

Ha sido: presidente de la Casa Colombiana de Solidaridad con los Pueblos (1992-2000); presidente de la Unión Nacional de Escritores (UNE) (1996-1997); colaborador de Radio Habana Cuba y Prensa Latina (2000-2005); jurado de Novela del Premio Casa de las Américas (La Habana, 2001); profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá (2005-2006); actualmente es miembro del Consejo Nacional de Cultura y delegado de la Ministra ante dicho organismo (2013-2018).

Viajó por la Unión Soviética, Europa Oriental, Cuba y China Popular. 

Presentador del programa de TV Ventana al Libro (1993-1997).

Premio de Poesía “Carabela” (Barcelona, España, 1968); Su novela Las puertas del infierno (1985) fue finalista del Premio "Rómulo Gallegos" (1987). Premio Nacional de Periodismo “Simón Bolívar” (Mejor entrevista en prensa) (Bogotá, Colombia, 1990). Medalla de la Amistad del Consejo de Estado de Cuba (2001), Medalla de Honor Presidencial “Centenario Pablo Neruda” (Gobierno de Chile, 2004), Mención de Honoris Causa de la Universidad La Gran Colombia (Bogotá, Colombia, 2006), Embajador de la Paz (París/Ginebra, 2008).


METAPHYSICA


Sin duda cada generación se cree predestinada
para rehacer el mundo. La mía sabe sin embargo
que no podrá lograrlo. Pero su tarea más compleja:
Consiste en impedir que el mundo se deshaga.


Albert Camus


CARTAS DE LOS LECTORES


QUERIDOS CONFABULADOS: Muy estimados Amparo e Iván: muy certeras y oportunas las notas de protesta por las diatribas inquisitoriales  y sectarias que se han publicado contra el papa Francisco. Este líder espiritual desconcierta  porque no puede ser catalogado mediante los clichés tradicionales y dogmáticos, tanto de la extrema Derecha como de un izquierdismo infantil.  Se trata de un humanista complejo que asume , a la vez ,una reflexiva religiosidad no dogmática, inspirada en los nobles y profundamente poéticos textos del cristianismo primigenio, así como en la actualización  que  de ellos logró la Teología de la Liberación y  la cultura de vanguardia que es característica de ciertos sectores jesuitas. De hecho, el papa Francisco se ha convertido en un líder mundial que ha sabido relacionar , de manera fecunda y critica, la política de vanguardia , la ecología y las más perdurables tradiciones humanísticas del cristianismo (entre las que destaca la sencilla y sublime poesía de San Francisco de Asís), como es ostensible en su extraordinaria encíclica "Laudato Si - sobre el cuidado de la casa común-", un librito de 215 páginas , escrito con la asesoría de científicos y sociólogos , que es seguramente el escrito más importante y profundo generado por el papado en su ya larga historia.   Saludos fraternos  y mis felicitaciones por su valiosa labor- Eduardo Gómez

***


AMIGOS CONFABULADOS: recibido  gracias realmente, Bergoglio enaltece a la iglesia de Cristo ante los avatares sionistas que tanto daño hacen a la convivencia humana posible, espero sí que esté a la altura de la construcción de la comunidad universal. Un abrazo fraterno para uds, Daniel F. Ahuamda

***

CONFABULADOS QUERIDOS: Excelente la reflexión del biólogo Colombiano: Guillermo Díaz Pulido, que nos lleva a pensar sobre nuestra urgente necesidad de proteger los ecosistemas marinos, algo que con enorme frecuencia vamos olvidando todos los seres del planeta. Felicitaciones al profesional y a ustedes por darle cabida a estos temas.Joaquín Alberto Prada

***

CONFABULADOS: Me gustan las palabras de los poeta Ivan Beltran y Amparo Osorio. Un abrazo. Ana Yolanda Ortíz
***

AMIGOS DE CONFABULACIÓN: El artículo del compatriota Guillermo Díaz, me pareció maravilloso, por cuanto constituye una pedagogía amorosa para que todos pongamos un granito de arena en aras de preservar nuestros mares y nuestro planeta. Gracias por publicar a los colombianos en la diáspora, de quienes la gran mayoría de veces no tenemos noticia, pero que despiertan nuestro orgullo nacional. Edgar Torres Villa
***