No. 430, Exposición Eduardo Esparza

¡100.000 lectores semanales!


FUNDADORES: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio. DIRECTORA: Amparo Osorio. COMITÉ EDITORIAL: Iván Beltrán Castillo, Fabio Jurado Valencia, Carlos Fajardo. CONFABULADORES: Fernando Maldonado, Gabriel Arturo Castro, Guillermo Bustamante Zamudio, Fabio Martínez,  Javier Osuna, Sergio Gama, Mauricio Díaz. EN EL EXTERIOR: Alfredo Fressia (Brasil); Armando Rodríguez Ballesteros, Osvaldo Sauma (Costa Rica). Antonio Correa, Iván Oñate (Ecuador); Rodolfo Häsler (España); Luis Rafael Gálvez, Martha Cecilia Rivera (Estados Unidos); Jorge Torres, Jorge Nájar, Efer Arocha (Francia); Marta L. Canfield, Gabriel Impaglione (Italia); Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva (México); Renato Sandoval (Perú); Luis Bravo (Uruguay); Luis Alejandro Contreras, Benito Mieses, Adalber Salas (Venezuela);
Si desea cancelar esta suscripción gratuita por favor responda este mensaje a Con–Fabulación
con el asunto “Retiro”


EXPOSICION DE EDUARDO ESPARZA






La antigüedad de la luz
Por Gonzalo Márquez Cristo



Eduardo Esparza cree como Wordsworth que el hombre es el hijo del niño y que el reino de la infancia puede prevalecer en el malabarismo de imágenes que explora su pintura, en su ingravidez cargada de signos.
El bestiario que identifica a su autor (gallos, peces, toros, venados... unido a la tradicional zoología imaginaria: centauros, unicornios, sirenas y dragones), se funde lúdicamente con los objetos que signaron sus orígenes. Los actos circenses, la magia, los tótems, en antiguo vínculo con el asombro, reinventan una infancia marcada por la idolatría de ciertos juegos, como es el caso de su legendario trompo, recurrente en su obra, cuya maestría para ejecutarlo lo llevó a ser Campeón Mundial en dos ocasiones durante los eventos realizados en 1991 y 1992 en Sugamuxi.
Si América Latina hizo del barroquismo un espacio erótico-vegetal como lo soñó Carpentier, adicionándole la exuberancia de nuestro paisaje a esa maravillosa búsqueda estética, Eduardo Esparza sería uno de sus cultores minuciosos, de los adalides de la fascinante complejidad. Un palimpsesto de memorias es patente en sus cuadros y aunque a veces nos lleva por los caminos de Roberto Matta y Wilfredo Lam, son reconocibles los parajes imaginarios y los relieves de Max Ernst o Paul Klee. La geometría acecha en lo más primitivo de nuestras manifestaciones indígenas y africanas pero también se adhiere a la experiencia de esos dos maestros alemanes tan determinantes para el arte del siglo XX. Los ojos omnipresentes, las lunas, las manos, los pájaros y las flores que lo apasionan, se mezclan con círculos y elipses, donde la composición es llevada a su más alto grado de expresividad.
La yuxtaposición de imágenes nos conduce al ensueño, sus cuadros ricos en detalles nos convierten en exploradores de una aventura que está por producirse, en vigías de una escenificación suspendida, y así sus elementos paralizados, sus trompos que se paran en la uña, anteceden a un disparo interior.
El rompecabezas encuentra su lírica. La laboriosa contienda de sus impositivas líneas y la filigrana con la cual trabaja sus planos pareciera vincular experiencias de relojería a lo más ancestral del arte pictórico.
Grabados, aguafuertes, aguatintas, colografías, litografías, y sus extraordinarias serigrafías hechas con decenas de colores demuestran su técnica ejemplar. Como en una cirugía estética en su obra los bisturíes son tan importantes como el pincel. Su pintura pareciera ser el producto de una lúcida resta, la experiencia fecunda de alguien que trabaja desde el espejo, desde su antípoda. Con sus ojos inversos va desprendiendo matices previamente lanzados sobre el lienzo, para culminar develando una figura que se oculta en su propia noche; y es en esa mágica sustracción, donde va aflorando desde las tinieblas la musical imagen perseguida.
Su infatigable búsqueda estética lo llevó de ser crítico de este país eclipsado (serie Torturas a comienzos de los ochenta) a la tempestuosa representación de la locura (De las muñecas y los pacientes), para luego plasmar a partir de la ensoñación de los juegos infantiles, sus notables Misterios del trompo.
Posteriormente, durante la década del noventa, agregó a nuestro museo interior las perturbadoras Flores carnales y los Falogones que son la erótica síntesis del cuerpo humano con lo vegetal. Allí, la orquídea irrumpe como la verdadera femme fatal de las flores —según la definió Maeterlinck—, y sus convulsivos sexos enfrentan los bosques habitados por frutales falos, de su complementaria colección. Con esa singular temática su fantasía se desborda y toma por caminos imprevistos, porque el hombre no domina su imaginación como su inteligencia, sino aleatoriamente como su sexualidad (André Malraux).
Siguiendo un proceso incesante, al iniciar este milenio, Esparza concibió una de sus series icónicas (Geometría encarnada), donde su poder cromático colmado de fundamentos barrocos encontró un cenit expresivo. En estas obras ejecutadas con todos los recursos pictóricos y gráficos, emprende una singular tomografía de cuerpos y gravitaciones, hasta hacernos percibir el ritmo cósmico en sus lienzos. Aventura extrema, en la que “Homenaje a Frida Kahlo” “Arquetipos” y “Lúdica I”, son algunas de las piezas que avalarían la legitimidad de aquel estadio creativo.
Y luego del colosal esfuerzo por trasladar a líneas y matices la secreta cadencia del existir, el artista fue desbrozando las imágenes abigarradas que lo caracterizaban, para buscar la estructura primordial de los objetos, su apariencia mental, la herida de la sensación ejemplificada en su serie Ecosistemas. Fue eliminando planos, proponiendo una austeridad de colores, realizando la formulación gráfica del movimiento, del fluir interior que ejecutan todos los seres en la inexorable resta de nuestro mísero y pocas veces mágico devenir. 
Durante los últimos años, fiel a un riguroso despojamiento, se impuso cerrar su ciclo experimental, tutelado por una laboriosa reducción de formas, pero adherido a la fuerza particular de su danza geométrica, regresando así a sus preocupaciones originales, al perpetrar la patética y esplendente serie los Visibles, donde el artista irrumpe para testimoniar un tiempo desgarrador. Las figuras allí semejan radiografías, que no develan temerarias osamentas sino soles, lunas y estrellas interiores, animales totémicos, sexos acechantes, es decir toda la raigambre del ser.
“Antes mi obra emanaba de la contemplación, ahora surge de mi más profunda caligrafía interior”, afirmó en una entrevista colmada de ecos que tuve la suerte de oficiar, de lo cual podríamos colegir que su arte ya no está en la pasividad del ojo sino en la mirada, que es una transfiguración de su dolorosa memoria, y que opera en la actividad del observador que traduce el mundo a su alfabeto íntimo. Pero además —parece decirnos—, como lo manifiestan sus Visibles, que es tan solo en el instante de la muerte, donde reina nuestra opción galáctica, donde lo elemental encuentra su figuración lumínica, donde los astros y seres amados dejan su preciado legado: su huella ulterior.
Eduardo Esparza, empecinado estratega del equilibrio, se ha propuesto plasmar la danza existencial, la recuperación del asombro en los manantiales de la infancia, pero también describir el acerado momento en el cual el terror nos condena a sus dominios. Y para esta peligrosa ceremonia, sólo cuenta como los más audaces solitarios, con la antigua musicalidad de la luz.



CHRISTOPS JANACS*




INSOMNIO
para Gonzalo Márquez Cristo

el sueño no es
la muerte pequeña
ni la prueba de la nada

todo palabras
demasiado grandes
nadie que conocería
la muerte y la nada

el sueño es el sueño
y a veces el insomnio

24. 02. 2015

CONOCIMIENTO

para Amparo Osorio


las dos ardillas en el abedul
enfrente de mi casa
suben y bajan por el tronco
y persiguen la una a la otra
de rama en rama.
no saben nada de mi ni del mundo.
estas dos ardillas son pura existencia
                                                                  escribiéndolo
detrás de la ventana
me doy cuenta que nunca
nunca jamás yo obtendré
esa perfección

25. 12. 2014


*Nació en Linz, Alta Austria, en 1955, y vive en Niederalm, Salzburgo. Poeta y narrador; ha publicado dos novelas, cuatro libros de cuentos, once libros de poesía, una colección de aforismos y una de textos cortos. Ha traducido poemas y textos de diferentes poetas y narradores latino-americanos. Janacs ha participado en diferentes ferias del libro, entre otras, en Argentina, Cuba, México y Nicaragua; y ganó diferentes becas y premios internacionales.


JUAN SEBASTIÁN GAVIRIA*




84.
Te lo digo con una boca
que ha estado callada
durante largos ratos,
con el cuerpo que duele, que paga
el precio. La vida no es nada sin
excesos.

78.
Lo más grande
que puede ser tu mundo
es un escalón
y lo más grande
que pueden ser nuestras canciones
es parte del camino.
No me preguntes por qué
prefiero ser ángel a ser dios,
no me preguntes por qué
prefiero ser guerrero a ser rey.

74.
Discúlpame si yo soy el que se te paró enfrente
a decirte que no todo se encuentra bien,
que nos están apaleando,
que somos el hombre manoseado,
que nos están haciendo
acabar con nuestro mundo.

75.
Hoy las estrellas que no puedo ver
centellean en las gotas de agua
que caen en mi piel.

65.
Son mis muertos
que conocen las manos de los hombres
los que me dictan mi canción.


* Poeta y narrador colombiano, (Bogotá, 1980). Autor de los poemarios Inti Manic (2004); Música Mecánica (2006); Cicatriz Souvenir (2009); y de la novela La venta (2015)

No. 429, Una diatriba contra el pintor Ángel Loochkartt

¡100.000 lectores semanales!


FUNDADORES: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio. DIRECTORA: Amparo Osorio. COMITÉ EDITORIAL: Iván Beltrán Castillo, Fabio Jurado Valencia, Carlos Fajardo. CONFABULADORES: Fernando Maldonado, Gabriel Arturo Castro, Guillermo Bustamante Zamudio, Fabio Martínez,  Javier Osuna, Sergio Gama, Mauricio Díaz. EN EL EXTERIOR: Alfredo Fressia (Brasil); Armando Rodríguez Ballesteros, Osvaldo Sauma (Costa Rica). Antonio Correa, Iván Oñate (Ecuador); Rodolfo Häsler (España); Luis Rafael Gálvez, Martha Cecilia Rivera (Estados Unidos); Jorge Torres, Jorge Nájar, Efer Arocha (Francia); Marta L. Canfield, Gabriel Impaglione (Italia); Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva (México); Renato Sandoval (Perú); Luis Bravo (Uruguay); Luis Alejandro Contreras, Benito Mieses, Adalber Salas (Venezuela);
Si desea cancelar esta suscripción gratuita por favor responda este mensaje a Con–Fabulación
con el asunto “Retiro”

UNA DIATRIBA CONTRA ELPINTOR ÁNGEL LOOCHKARTT

DESDE LAS2ORILLAS


La distancia que media entre la visión artística normal de los espectadores del arte y el análisis de una persona en su papel de perito del arte bien puede desenmascarar intenciones que ponen en duda el papel de esos intermediarios de opinión. Es lo que sucede con el pequeño artículo de Ana María Escallón acerca de la exposición de Ángel  Loochkartt  en el Museo de Arte Moderno, MAMBO.

 Comienza revolviendo “macarrones y queso” para despotricar un hecho cultural que ya por su copiosa asistencia , más de novecientas cincuenta  personas en la noche de su inauguración el pasado veinticinco de agosto, demostraba el gran ascendiente de  Loochkartt entre el público colombiano. Al comenzar la señora Escallón calificando el Carnaval de Barranquilla  como “explosión de permisividad”, insultó a la ciudad que lo creó, y se puso en contra de un evento hecho para la gente y por la gente de la ciudad como un encuentro  de la emoción. No le compete a la señora Escallón, ni a nadie, con sus opiniones, intentar cambiar la intensidad  propia del color, la exaltación y la gracia que acompañan ese evento multicultural, junto con la libertad dionisíaca propia de todo carnaval.

  A la  señora Escallón  le parece “impresionante” que Loochkartt , retome las anteriores características como fuente de inspiración, y que lo haga a sus ochenta y tres años .Agrega que no le parece “interesante” que el pintor interprete lo que ella llama “algarabía vulgar donde prima la muchedumbre desenfrenada”, junto con su sexualidad y erotismo. Señora Escallón: ni a usted, ni a nadie, le corresponde convertirse en carcelera del concepto pictórico que Ángel Loochkartt encarna como hijo de Barranquilla, y como pintor  formado en Europa dentro  del expresionismo y la transvanguardia italiana. Tampoco corresponde a nadie determinar cómo,  y con que   nivel de pasión y entrega se deben manifestar  los  ciudadanos asistentes al evento de masas del carnaval icónico de la ciudad, no sólo el más importante de Colombia, sino el segundo más grande del planeta, tras el de Río de Janeiro.

El gran artista Ángel Loochkartt, distinguido por la Universidad Nacional como catedrático   emérito, es, entre otros propósitos, el mayor intérprete de la plasticidad multifacética del Carnaval de Barranquilla a través de su pintura, pero su gran obra figurativa le parece a Ana María Escallón “aguda y perversa”, “carne en movimiento”, y, según ella, sólo incluye “manchas de color alegres donde se siente el vértigo de una  multitud desenfrenada”. Se deduce de esto que los  carnavales, según ella, deben ser “ juiciosos” y ordenados, y que ella tampoco puede soportar el expresionismo desenfrenado de Kirchner, ni las brujerías de Goya, ni las pinceladas “perversas” de Kokoschka y Bacon; tampoco  los desfile  burlescos de Otto Dix  ni las mascaradas diabólicas de Ensor.

Está claro que, al contrario de lo que se deduce del artículo de la señora Escallón, Colombia es emoción, desparpajo, improvisación, danza terrígena y selvática, eco marino, trascendencia del color desenfrenado  y vital.

Si a la señora Escallón le molestan “las insinuaciones de los viejos tiempo de la esclavitud”, y “las insinuaciones perversas de mentes eróticas” que aparecen en la pintura de Loochkartt, es lógico que le parezca “basura” su pintura expresionista y la ruptura con la teoría del color propia de ésta y del Carnaval de Barranquilla. Sólo así se comprende que esté de acuerdo con la nueva directora del Museo de Arte Moderno, quien confirmó que allí no puede entrar una pintura que considera sin vigencia, como la de Loochkartt, según la Escallón, aunque las más de novecientos cincuenta personas que asistieron a la inauguración nocturna de su exposición en el museo de Arte Moderno de Bogotá  iban en búsqueda de su pincelada poderosa, personal,  intuitiva. Como lo sabe el crítico mundial Achille Bonito Oliva,  Ángel Loochkartt ya entró en la historia del arte americano como intérprete de  la vida y de un momento crucial de la pintura del siglo veinte, más allá de las opiniones de museísticos funcionarios temporales que sólo aceptan como algo inclusivo la postmodernidad norteamericana. Nadie niega las potencialidades de este movimiento cultural, pero su prevalencia en el mundo no puede llegar a tener la preeminencia de un absoluto excluyente.

Octavio Mendoza


Septiembre 4 de 2016


GUILLERMO MARTÍNEZ GONZÁLEZ *



SÍMBOLO
Como fluye el agua
De lo profundo de la tierra.
Como alguien enciende
El fuego en medio de la borrasca
O Alicia a través del espejo se une
Al viento en el País de las Maravillas;
Así quisiera escribir mi poesía: desnudo
Casi invisible: cantando
Como un pájaro de luz sobre la muerte.

PADEZCO DE UN SUEÑO

Dejar de gritar
De oponer un vuelo de aves
Al lívido atardecer de los acantilados
Eso deseo
Como los gorriones quisiera
Volverme hierba
Naranjo puro
En una pagoda de aire
Pero padezco de murallas
Y un sueño apedreado por los muertos.

NOCTURNO
En la sombra del árbol
Donde pájaros tristes saborean
La fruta enloquecida del viento.
En el origen de la lluvia
Y el salmo de los anochecidos
En el borde de la luz
Tal vez allí estaré
Cuando este sueño que nos une
Se haya roto en el oleaje del tiempo
Y la muerte como un centinela de la amargura
Nos traiga su grano de polvo.

VÉRTIGO
 Lenta
Cae una hoja.
Lo demás es silencio.

 *Poeta, traductor y editor nacido en La Plata (Huila), en 1952. Licenciado en Filosofía y Letras. Como Director del Instituto Huilense de Cultura, en l987, llevó a cabo una serie de eventos para la promoción de los valores culturales de ese departamento colombiano. Se ha desempeñado como profesor de literatura hispanoamericana, además de llevar la dirección de Trilce Editores y de la revista literaria "Pretextos". De 1990 a 1991, reemplazó al artista Fernando Granda como asesor lingüístico de la revista China Hoy, en Pekín. En 1993 obtuvo la Beca de creación individual en Poesía, Francisco de Paula Santander, del Instituto Colombiano de Cultura, con el libro Tres Poetas de Lengua Inglesa (traducciones de W.B. yeats, Theodore Roethke y Kenneth Patchen). En 2000 participó en la serie de actividades El Libro de las Celebraciones, de la Corporación Otra Parte, con la ponencia Luis Vidales y Suenan timbres. Ha publicado varios libros de versiones de poetas chinos, entre otros: Wang Wei, Lu Xin, Li Po, etc.  Fue el poeta Homenajeado en el Festival  Internacional de Poesía de Bogotá de 2013. Es director de la Fundación Trilce, con la que presenta desde junio de 2013 el evento Jueves de Poesía y Narrativa en Trilce. Es autor de los libros:  Declaración de amor a las ventanas (1980); La poesía de Matilde Espinosa (Selección, prólogo y notas, 1980); Diario de medianoche y otros textos (Notas de poesía, 1984); Marx y los poetas (Selección, prólogo y notas, 1986); Puentes de niebla (1987); El bosque de los bambúes (Versiones de poesía china, 1988); Mitos del Alto Magdalena (Relatos, 1990); Lu Xu, Poemas (1990); Tres Poetas de Lengua Inglesa (traducciones de W.B. yeats, Theodore Roethke y Kenneth Patchen. (1993); El árbol puro del río (1994); El solitario de la Montaña Vacía (Versiones de Wang Wei, 1996); El vuelo diabólico - Poemas de vampiros y murciélagos (Selección, prólogo y notas, 1999); El ermitaño de los lotos verdes (Notas de poesía, 2005); Si ese viento fuera mío (Selección de poemas, 2013); Terraza para pisar el vacío (2015); Publicaciones de antologías, notas literarias y traducciones.


ARTURO BOLAÑOS*





A UN SOPLO

De la infancia
de los viajes
de los amores.

Con la huella de la sonrisa
el polvo
y la ceniza.

Solo extraño
aquellos silencios
a un soplo de convertirse en palabras.


LAS PALABRAS NO SURGEN DE LAS TINIEBLAS

Las palabras no surgen de las tinieblas.

Desde la cama incendiada
o la barra del bar de los ausentes
lleno a sorbos la copa del recuerdo
deshago las colillas de los sueños
bebo y me pregunto
¿Qué buscas extranjero?

La ciudad diseñada no da miedo
ni la calle penumbrosa que sube al Tibidabo y no al Galeras
sino el presente que dentro de mí
esta noche quiere salir
a buscar lo que no he perdido.

Agujero errante
lleno de silencios
hecho para llenarlo de palabras
y lanzarle soles al cielo.

VANA ILUSIÓN

Se me van los días buscando lo que no he perdido
un amor
un nombre
un país.

Y lo que quiero perder me persigue
un estigma
una cicatriz
el ruido.

Vana ilusión de mariposa
olvidarse del gusano.

*Poeta y narrador colombiano nacido en Alto Rosal del Monte, Pasto-Nariño. Autor de obras literarias e investigación histórica. Abogado con Postgrado en Literatura Latinoamericana, becario de la Casa de las Américas, La Habana, Cuba 1992. Máster en Historia Moderna y Contemporánea, Universidad Autónoma de Barcelona. Doctor en Historia Comparada, Institut de Historia Vicent Vives, Universidad Pompeu y Fabra, Barcelona (España). Autor de: Desde una orilla distinta (1992); Granos de voz (1992) Al sur de la poesía (1993); Sur-co de voz (Premio de Poesía Aurelio Arturo, 1997); I Premio de Relatos Cortos Katharsis 2000, España; Sabor a ceniza (2001); De todo un cuento (2004); Todos los nombres (2005).

FIESTA LITERARIA



No. 428, Bienvenida

¡100.000 lectores semanales!


FUNDADORES: Gonzalo Márquez Cristo y Amparo Osorio. DIRECTORA: Amparo Osorio. COMITÉ EDITORIAL: Iván Beltrán Castillo, Fabio Jurado Valencia, Carlos Fajardo. CONFABULADORES: Fernando Maldonado, Gabriel Arturo Castro, Guillermo Bustamante Zamudio, Fabio Martínez,  Javier Osuna, Sergio Gama, Mauricio Díaz. EN EL EXTERIOR: Alfredo Fressia (Brasil); Armando Rodríguez Ballesteros, Osvaldo Sauma (Costa Rica). Antonio Correa, Iván Oñate (Ecuador); Rodolfo Häsler (España); Luis Rafael Gálvez, Martha Cecilia Rivera (Estados Unidos); Jorge Torres, Jorge Nájar, Efer Arocha (Francia); Marta L. Canfield, Gabriel Impaglione (Italia); Marco Antonio Campos, José Ángel Leyva (México); Renato Sandoval (Perú); Luis Bravo (Uruguay); Luis Alejandro Contreras, Benito Mieses, Adalber Salas (Venezuela);
Si desea cancelar esta suscripción gratuita por favor responda este mensaje a Con–Fabulación
con el asunto “Retiro”


B I E N V E N I D A



Porque la Paz es un sueño universal…


WELKOM, WELCOME, WILLKOMMEN,  እንኳን በደህና መጡ, مرحبا بكم
স্বাগতম, Сардэчна запрашаем, DOBRODOŠLI, សូមស្វាគមន៍, ಸ್ವಾಗತ, BENVINGUDA, VÍTEJTE, TAKULANDIRANI, 欢迎, පී,  오신 것을 환영합니다, abbrazzu, BYENVENI, VELKOMMEN, VITAJTE, Bienvenida, Bonvena, BIENVENUE, WOLKOM, FÀILTE, CROESO, Benvido, ΚΑΛΩΣ ΗΡΘΑΤΕ, સ્વાગત, aloha, आपका स्वागत है, TXAIS TOS, ÜDVÖZÖLJÜK, -anabata gị, FÁILTE, VELKOMIN, BENVENUTO, ようこそ, SUGENG RAWUH, ҚҰТТЫҚТАУ, КОШ, Xêr, ຍິນດີຕ້ອນຮັບ, SALUTATIO, LAIPNI, SVEIKI ATVYKĘ WËLLKOMM, ДОБРОДОЈДОВТЕ, സ്വാഗതം, SELAMAT DATANG, TONGA SOA, JILQGĦU, आपले स्वागत आहे, тавтай морилно уу, स्वागत, VELKOMMEN, ਸਵਾਗਤ, ښه راغلاست, خوش آمدید, ZAPRASZAMY, BEM-VINDO, BINE ATI VENIT, ДОБРО ПОЖАЛОВАТЬ, Talia, ДОБРОДОШЛИ, ڀلي ڪري آيا, KU SOO DHAWAADA, KARIBU, wilujeung sumping, ยินดีต้อนรับ, வரவேற்பு, Хуш омадед, HOŞGELDİNİZ, Ласкаво просимо, XUSH KELIBSIZ, ONGI, CHÀO MỪNG, yamenywa, באַגריסן, Ku, SIYAKWAMUKELA 



FEDERICO GARCIA LORCA Y LAS VICISITUDES DEL VERSO





Por Efer Arocha*

Nació el 5 de junio de 1898 en Fuente Vaqueros y fue asesinado por las milicias franquistas el 19 de agosto de 1936 en Viznar. Realizó estudios de Letras y Filosofía en la Universidad de Granada, lugar en el que conoció a Manuel de Falla, que según algunos críticos resultó determinante en la orientación de su obra. En la formación de un intelectual o artista, insiden muchos factores; uno de ellos es el medio. Asi el subjetivismo arremeta contra él.
En su traslado a Madrid logra hacer amistad con Rafael Alberti, José Bergamín, Luis Buñel, Salvador Dalí, Sánchez Maza, Guillermo de la Torre… un amigo le presenta a Gregorio Martínez Sierra, director del teatro Eslava, en el que presentó su primera pieza treatral en verso: El Maleficio de la Mariposa y luego otras obras que fueron un fracaso y que llevaron al actor a retirarse del tablado en 1920. Consumirá casi una década vinculado a la vanguardia española con una producción baja con tres poemarios entre los que se cuenta el más leído de sus versos, El Romancero Gitano, (1928), texto sobre el que se ha escrito bastante. En la realidad vive un periodo de crisis exacerbada motivada por una depresión a causa de su homosexualidad secreta, bajo los códigos de una España ultracatólica y regida por el gobierno de Miguel Primo de Rivera. Sin embargo lo anterior no es del todo cierto, porque en dicho periodo tuvo varios novios, entre los que se cuenta en 1927 uno de sus amores pasionales, el buena vida y vago, Emilio Aladrén, que lo explotaba al máximo; la verdad es que Federico era un adinerado terrateniente con sensibilidad social. Emilio era hetero y lo abandonó por una bella comerciante representante de una casa de cosméticos. El luto del amor perdido lo hizo místico, iba a misa todos los días, se confesaba y comulgaba, cargó santos en procesiones descalzo y rezando, él mismo se denominaba católico estético. En el plano de la sexualidad, un ejercicio interesante es descubrir sus amantes escondidos que inspiraron sus sonetos; él fue un gran sonetista heredero de Petrarca, Góngora, Rubén Darío…en tanto que humanamente no era un pozo de virtudes, pues tenía detestables defectos, odiaba a morir, sentía envidia por sus colegas que adquirían prestigio, y para redondear era un mitómano consumado. Lo anterior no demerita o amerita, simplemente era como era y nada más. Su regreso a España en 1930 coincide con la caída de Primo de Rivera y la proclamación de la república. Es nombrado director de la sociedad de teatro estudiantil subvencionado, ‘La Barraca”, que tiene como fin presentar repertorios clásicos en las zonas rurales. Escribe dos obras; Las Bodas de Sangre y La Casa de Bernarda de Alba.

Obras

Poesía
Impresiones y paisajes 1918 en prosa
Libro de poemas1921
Poema del cante jondo 1921
Canciones1922
Oda a Salvador Dalí 1926
Romancero gitano 1928
Poeta en Nueva York, escritos en 1930, publicados en 1940
Llanto por Ignacio Sánchez Mejías publicado en español en 1935, incluye el famoso poema de las cinco de la tarde
Seis poemas gallegos
Primeras canciones 1936
Diván del Tamarit 1936
Sonetos del amor oscuro 1936
Sonnetto del dolce pianto
La sangre derramada 1935
Vuelta de Paseo escrito en 1929 y publicado en 1930
Teatro
El Maleficio de la mariposa, escrito en 1919-20
Mariana Pineda en 1923-25
La Zapatera prodigiosa en 1926-30
Amor de Don Perlimpín con Belisa en su jardín en 1928
Bodas de sangre en 1932
Yerma en 1934
Doña Rosita la soltera en 1935
Retablillo de Don Cristóbal, 1931
Los títeres de Cachiporra 1928
Así que pasen cinco años en 1931
La casa de Bernarda Alba en 1936
El público en 1930-1936
Música
Las morillas de Jaén

Claude Couffon


El joven Claude Couffon en el ejercicio de la escritura, impetuoso y audaz se lanzó a la palestra, por encargo del periódico Le Figaro, cotidiano de gruesa circulación en su tiempo que disponía de un suplemento literario, y también en razón de sus estudios se trasladó a España a investigar sobre la obra y muerte del hasta entonces prácticamente desconocido, un poeta víctima de las balas franquistas. En su tiempo, había que estar cargado de temeridad y arrojo a toda prueba, para trasladarse al país vecino con el objeto de averiguar sobre un personaje sobre el cual sus propios coterráneos no se atrevían ni siquiera a mencionar su nombre. A este joven debemos el mérito de saber hoy quién fue Federico García Lorca y cuál ha sido su obra, hecho que enaltece a la intelectualidad francesa. Él fue un pensador y humanista francés de primera línea. En su condición de investigador, poeta y profesor universitario hizo un aporte a la literatura de su país como creador. Sus textos poéticos ya tienen sitial merecido en las letras contemporáneas de esa nación, de la misma manera ejerciendo la crítica y la traducción. A él debemos la traducción al francés de grandes escritores latinoamericanos y de buen número de talentos en crecimiento.
En razón de nuestra gran amistad, visité a Claude en varias oportunidades durante su enfermedad, que finalmente lo condujo al tránsito de lo animado a lo inanimado, en su residencia secundaria que tenía en Normandía. Entre los muchos temas conversados, lugar especial ocupa Lorca. Tenía muchos apuntes, algunos manuscritos del poeta; en el último encuentro abordamos el mismo tema, momento que aproveché para tomarle fotos a los libros del jilguero español, que Couffon tenía en su enorme biblioteca; y que se aprecian a continuación:
                                                    





      


Los protagonistas de la muerte del vate

Agrego fotografías y textos que han tenido divulgación para honrar la memoria de uno de los grandes sonetistas de la lengua española, en las que el lector descubre la venganza sin límites de quienes alienados por el poder no se detienen ante nada con el fin de eliminar de raíz, tanto al ser físico como el pensamiento de sus opositores, sería mejor decir antagonistas en el plano de la cognición. Afortunadamente hoy el pueblo español ha comprendido la importancia de la tolerancia en aceptar al otro tal como piensa y como actúa; esto como consecuencia de un avance y progreso en esa tarea difícil de construir civilización. Los cambios científico-técnicos y las ideas de justicia y libertad, nos impulsan empujándos a una nueva etapa de convivencia expresada en la unidad de lo diverso. A continuación los textos en cuestión:
“Los autores materiales de su detención se encuentran establecidos, ellos fueron Martín Lagos, Trescastro y Ruiz Alonso. Ramón Ruiz Alonso pertenecía al partido de Acción Popular, liderado por el derechista Gil Robles. Caballero recuerda que “permaneció en Granada preparando lo que ya sabía que sería la sublevación militar”. En 1956 reconocería al primer investigador lorquiano, Agustín Penón, dijo que “la orden de detención del poeta se la da Velasco Simarro en ausencia del gobernador Valdés”. Ruiz Alonso no estaba al tanto de las viejas rencillas familiares que mantenía la familia Lorca. Uno de sus acompañantes en el momento de la detención, el falangista Trescastro, sí era consciente de toda la trama, lo que hace pensar que Ruiz Alonso fue, según señala Caballero “manipulado, aunque la detención de un personaje público como Lorca le motivara por puro afán de protagonismo”
.

Ruiz Alonso

“La documentación encontrada señala que Ruiz Alonso redactaría previamente en el Gobierno Civil una denuncia con el paradero del poeta, lo que dejó luz verde a Simarro para ordenar la detención y posterior fusilamiento de Lorca Alonso se personalizaría, a primera hora de la tarde del 16 de agosto en la calle Ángulo número 1, domicilio de los Rosales, llevando personalmente, en un coche Oakland al poeta desvalido, a Velasco al Gobierno civil. No se conoce al día de hoy qué lo llevó a tal acción en contra del poeta, aunque sus rencillas con Fernando de los Ríos pudo ser determinante por su importante unión con Lorca. El investigador Gibson, apunta que en aquella supuesta denuncia diría de Federico: « Había hecho más daño con la pluma que otros con la pistola ». Trescastro, fue otro de los protagonistas de la histórica detención, junto al falangista Martín Lagos. Caballero apunta que “es de dominio público que se vanaglorió de haber asesinado a Lorca”. Su entorno cercano a la familia Roldán lo hace una figura no poco relevante en la muerte del poeta. Además era miembro de las conocidas “escuadras negras” falangistas en el momento de la ejecución. “Actúa de forma autónoma y responsable sabiendo la repercusión posterior de sus acciones”, señala Caballero. La participación de Trescastro, según los testimonios recogidos, fue más allá, participando en el fusilamiento de Lorca. Un testigo aseguró una frase que aún resuena en el terrible cerco de muerte del poeta. “Yo mismo le he metido dos tiros por el culo”.
Valdés Guzmán y Velazco Simarro fueron los responsables que dieron la orden de detención


Velasco Simarro
Nicolás Velasco Simarro estaba retirado al inicio de la sublevación. Con el alzamiento militar en Granada, es nombrado por el nuevo gobernador, Valdés Guzmán, secretario particular. Caballero apunta, en su investigación, que su mano de hierro permitió que “fuera de facto gobernador civil durante muchos días en el período que va desde el 21 de julio de 1936 a noviembre de ese mismo año, meses en que la represión, los fusilamientos y las desapariciones alcanzaron su punto álgido”. Se caracterizaba por su extrema dureza, teniendo una importante cercanía con la familia Roldán, primos rivales de los Lorca. Simarro fue “dueño del destino del poeta en el tiempo que medió entre su detención y su traslado a Víznar” tal y como apunta el investigador, permitiendo además la participación de miembros de las Escuadras Negras falangistas en el momento de su asesinato con la participación de un personaje tan relevante como fue Trescastro.
La figura del gobernador civil Valdés Guzmán sembró de dolor y muerte la ciudad de Granada. Tal y como demuestra el registro en el cementerio municipal entre el 20 de julio del 36 y marzo del 37, ordenaría el fusilamiento casi de 4.000 personas. Históricamente se ha sostenido que fue Valdés quien dio la orden de ejecución del poeta, sobre la base de una denuncia del político Ramón Ruiz Alonso. Otras versiones, tal y como apunta Caballero, descargan a Valdés de responsabilidades. “Se puede pensar que no tuvo participación en la detención del poeta, lo que no quiere decir que no tuviera conocimiento días antes, ya que se había reunido con la familia Roldán (rivales históricos de Lorca) y había decidido molestar y amedrentar al poeta” en la Huerta de San Vicente, lo que provocó que se refugiara definitivamente en la casa de los Rosales el 9 de agosto.

Valdés Guzmán
Participación de los hermanos Rosales
La familia Rosales estaba compuesta por cuatro hermanos, José, Luis, Miguel y Gerardo Rosales. José fue el falangista más significado de todos los hermanos. El mismo Primo de Rivera le nombró jefe provincial de Falange. Caballero apunta que “no sólo participó en la sublevación, sino que con anterioridad fue el enlace directo del jefe de Falange Primo de Rivera con los sublevados granadinos, principalmente con Valdés Guzmán, con el que mantenía una buena relación de amistad y camaradería”.

Luís Rosales
El hermano más cercano a Lorca fue Luis Rosales, también poeta, que ingresaría en Falange el mismo día de la sublevación. En declaraciones al periodista Molina Fajardo en 1969, éste relataría todo lo relacionado con la detención de Lorca. Caballero recoge que “en el día de su detención, 16 de agosto, él se encontraba en Motril. Esa noche fue al Gobierno Civil para interesarse por su amigo el poeta, en unión a sus hermanos José y Miguel. Mantuvieron una discusión con Velasco Simarro y realizaron una declaración sobre la permanencia del poeta en su casa”. Aquel desencuentro tuvo un alto precio para Luis, ya que estuvo a punto de costarle la vida. La investigación relata que “el propio jefe de Falange le pediría que se quitara la camisa azul, paso previo a la detención”. Caballero afirma que “la figura de Luis Rosales ha sido tratada injustamente en relación al asesinato de Lorca, ya que puso en peligro su vida por atender a un amigo, con el traslado a su domicilio, sin ninguna dilación”.
En ese momento ejercían el poder José Mingorance, los Jiménez Parga y Romero Funes
En el Gobierno Civil de Granada, mucho de los funcionarios y militares “trataron de dar legalidad a la ilegalidad de la situación” que se estaba viviendo. La orden de traslado de García Lorca a Víznar la realiza Julio Romero Funes, considerado por muchos, autor material del asesinato de Lorca. Funes enviaría hasta este paraje al poeta para ser fusilado. Seguramente, en aquellos instantes, Federico conocía las terribles circunstancias en las que se encontraba. El otro policía que fue destinado al Gobierno Civil fue José Mingorance. Valdés lo consideraba “un hombre de extrema derecha” en sus informes. No se conoce con exactitud su participación en la detención del poeta, lo que sí alega Caballero es que “fue un testigo excepcional de la detención del poeta y quizás el que iniciara el informe que se remitió a la Dirección General de Política Interior años después relatando todo lo sucedido”.
Los Jiménez Parga integran el último grupo que se encontraban aquella noche en el Gobierno Civil. Los hermanos Manuel, José y Antonio Jiménez Parga participarían en la “camarilla del Gobierno Civil”, integrada por “individuos responsables de las detenciones y ejecuciones de las personas que llevaban a Víznar”. En octubre de 1936, Manuel Jiménez Parga fue nombrado delegado de las JONS en la provincia de Granada. Otro de sus hermanos, Antonio redactaría con Romero Funes, las “listas de detenidos” de aquellos días. Sin saber a ciencia cierta los últimos movimientos previos a su traslado, Federico llegaría a la zona de fusilamiento, el barranco de Víznar la noche del 16, casi ya de madrugada. En la conocida carretera de la muerte, a pocos kilómetros de la capital granadina, continuaría la planificación para el asesinato del poeta”.




                                                                                                         
EDICIONES DESDE ABAJO

El próximo  jueves 1 de septiembre a las 6:30 pm se presenta en la librería Luvina la Colección Pensamiento estético del siglo XX y XXI.